Más información

¿Cuándo acudir a una sala de emergencias?

En la atención de emergencia, cada segundo cuenta

Cuando se produce una emergencia o lesión de salud grave, los segundos pueden importar. Desde el momento en que usted atraviesa nuestras puertas, nuestro dedicado personal de médicos de urgencias y profesionales médicos se comprometen a proporcionarle una atención compasiva y de calidad.

Elección de la atención de emergencia

Entonces, ¿cuándo debería visitarnos? Si usted o un ser querido se encuentran en peligro de morir o están sufriendo una enfermedad o lesión grave, deben acudir rápidamente a una sala de emergencias. Los siguientes síntomas o situaciones son una señal segura de una emergencia médica y requieren atención inmediata. Llame al 911 o acuda inmediatamente a la sala de emergencias más cercana si experimenta:

  • Dificultad para respirar o asfixia
  • Lesiones graves en la cabeza
  • Lesión en el cuello o la columna vertebral, especialmente si hay pérdida de sensibilidad o movimiento
  • Quemaduras leves o graves en una gran parte de su cuerpo
  • Dolor o presión torácicos severos
  • Desfallecimiento o desmayos repentinos
  • Dolor en el brazo con dificultad para respirar o molestias en el pecho
  • Distensión muscular, cuando está asociada a incapacidad para caminar, fiebre o una herida abierta
  • Dolor en la mandíbula con dificultad para respirar o molestias en el pecho
  • Dolor de cabeza repentino inusual o intenso
  • Incapacidad para hablar, ver o moverse
  • Sensación repentina de debilidad o caída en un lado del cuerpo
  • Inhalación de humo o vapores venenosos
  • Hueso roto, especialmente si el hueso está atravesando la piel
  • Herida profunda o sangrado intenso
  • Tos o vómitos con sangre
  • Problemas digestivos, especialmente dolor de estómago repentino e intenso, junto con náuseas y vómitos
  • Dolor de espalda intenso con entumecimiento, debilidad y fiebre
  • Dolor intenso y debilitante en cualquier parte del cuerpo
  • Reacción alérgica grave con dificultad para respirar o inflamación
  • Fiebre alta que no baja con medicamentos
  • Descarga eléctrica o impacto de un rayo
  • Pensamientos suicidas/pensamientos de lastimarse a sí mismo o a los demás